«El estilo sofisticado y una prosa de tono perfecto introducen al lector en un mundo oscuro y apasionante»,
John Katzenbach, autor de El psicoanalista
entra en la clínica
y descifra el código